Los principales medios de comunicación finalmente admiten que ISIS se armó con armas estadounidenses

Confirmando lo que muchos comentaristas en círculos de medios alternativos han estado diciendo desde hace algún tiempo, un nuevo informe ha encontrado que ISIS fue capaz de armarse exitosamente aprovechando las transferencias de armas estadounidenses entre Washington y sus aliados en Siria.

El informe, conducido por el grupo británico Conflict Armament Research (CAR), analizó 40.000 ítems que sus investigadores recuperaron a lo largo de las líneas de fuego de ISIS entre julio de 2014 y noviembre de 2017. Las armas que encontraron incluían armas de fuego, municiones y componentes para fabricar artefactos explosivos. CAR también realizó 83 visitas sobre el terreno en Irak para recopilar datos sobre las armas.

Según el informe, al comprar “grandes cantidades” de armas y municiones europeas y luego distribuirlas a grupos dentro de Siria sin notificar a los vendedores de armas, Estados Unidos “violó las condiciones de venta y exportación acordadas entre los exportadores de armas”.

El informe afirma:

“Estados Unidos y Arabia Saudí suministraron la mayor parte de este material sin autorización, aparentemente a fuerzas de la oposición siria. Este material desviado, recuperado de las fuerzas del EI [ISIS], comprende exclusivamente armas y municiones del calibre del Pacto de Varsovia, compradas por Estados Unidos y Arabia Saudí a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) en Europa del Este”.

El informe también explica:

“El suministro de material para el conflicto sirio procedente de partes extranjeras, en particular de Estados Unidos y Arabia Saudita, ha permitido indirectamente al EI obtener cantidades sustanciales de munición antiarmadura”.

En un caso detallado, CAR comunicó que había localizado un arma antitanque con guía, fabricada en la Unión Europea. y vendida a Washington antes de ser suministrada a un grupo en el campo de batalla sirio. El arma terminó en manos de ISIS apenas dos meses después de que el arma abandonara a su fabricante.

El informe dice:

“Los suministros internacionales de armas a las facciones en el conflicto sirio han aumentado significativamente la cantidad y la calidad de las armas disponibles para las fuerzas del EI, en números que van mucho más allá de los que habrían estado a disposición del grupo sólo mediante la captura en el campo de batalla”.

La investigación de 200 páginas también observó que más de un tercio de las armas que ISIS utilizaba procedían de Estados europeos, entre ellos Alemania. Según el informe, Rusia y China también fabricaron más de la mitad de las armas de ISIS.

En el informe también se indicaba que la mayoría del armamento de ISIS había sido saqueado de los ejércitos iraquí y sirio. Sin embargo, el informe deja claro que una parte considerable de las armas del grupo terrorista surgió como resultado directo del armado a las fuerzas de la oposición siria por parte de Estados Unidos y Arabia Saudí, tras lo cual las armas fueron transferidas a manos de ISIS.

“Estos hallazgos son un claro recordatorio de las contradicciones inherentes al suministro de armas a los conflictos armados en los que operan múltiples grupos armados no estatales que compiten entre sí y se superponen”, escribió el informe.

Si las autoridades estadounidenses afirman que este hecho condenatorio fue una consecuencia no intencionada de ayudar a las fuerzas “legítimas” y “moderadas” en Siria o que no tenían conocimiento de esta actividad, eso es, según todos los informes, una dura y fría mentira. CAR explica que las partes involucradas en estas transferencias de armas intentó deliberadamente ocultar las fuentes de las armas cambiando el embalaje, quitando las marcas o pintando sobre ellas.

“Si está escrito en él que proviene de este país, hay un 99 por ciento de probabilidad de que sea verdad”, dijo un investigador del CAR a Wired. “Y si no lo es, puedes darte cuenta de que es falsificado, y eso significa algo más. Todo significa algo”.

Además, ya en octubre de 2012, The New York Times reportó:

“La mayor parte de las armas enviadas a petición de Arabia Saudí y Qatar para abastecer a los grupos rebeldes sirios que luchan contra el gobierno de Bashar al-Assad van a parar a los yihadistas islámicos de línea dura, y no a los grupos de oposición más laicos que Occidente quiere reforzar…”.

El Times señaló que Barack Obama y otros altos funcionarios eran conscientes de este hecho. Sin embargo, durante el curso del conflicto, Obama simplemente aceleró estos programas, todo mientras que estaban beneficiando a los más duros yihadistas de línea dura que luchaban en Siria. Este fue el caso incluso después de que Estados Unidos gastó cantidades ridículas de dinero para armar y entrenar a un puñado de rebeldes sirios, muchos de los cuales terminaron desertando y entregando el armamento a los combatientes de al-Qaeda en Siria.

Incluso si las armas iban a parar a los yihadistas que no operaban bajo la bandera de ISIS, las distinciones entre los diversos grupos terroristas en Siria son casi insignificantes. En diciembre de 2015, la Fundación Tony Blair publicó un informe que mostraba que la mayoría de los rebeldes sirios compartían el sistema central de creencias de ISIS y, como mínimo, casi 100.000 combatientes tienen los mismos objetivos ideológicos que ISIS. Estados Unidos continuó apoyando a la oposición siria sabiendo muy bien las identidades ideológicas de estos supuestos luchadores por la libertad.

Como nota aparte, ISIS se adhiere esencialmente a la estricta filosofía wahabista de Arabia Saudita, haciendo del grupo terrorista más o menos una fuerza representante del reino saudí.

Además, incluso los periódicos de intervención pro-sirios como The Guardian reconocieron que Estados Unidos sabía muy bien que un califato al estilo ISIS estaba en aumento en Siria, pero que seguía avivando las llamas del conflicto con la esperanza de que debilitaría al gobierno sirio:

“Una luz reveladora sobre cómo hemos llegado hasta aquí ha brillado ahora gracias a un informe secreto de inteligencia estadounidense recientemente desclasificado, escrito en agosto de 2012, que predice de forma asombrosa -y acoge con gran satisfacción- la perspectiva de un “Principado salafista” en el este de Siria y un estado islámico controlado por al-Qaeda en Siria e Irak. En marcado contraste con las afirmaciones occidentales de la época, el documento de la Agencia de Inteligencia de Defensa identifica a al-Qaeda en Irak (que se convirtió en ISIS) y a sus compatriotas salafistas como las “principales fuerzas que dirigen la insurgencia en Siria” – y afirma que “los países occidentales, los Estados del Golfo y Turquía” apoyaban los esfuerzos de la oposición para tomar el control del este de Siria”.

El comentarista de Youtube, StormCloudsGathering, también señaló hace algunos años que el Ejército Siria Libre (FSA), respaldado por Washington y sus aliados, fue invadido por los extremistas y reconoció abiertamente su apoyo al frente de al-Qaeda ligado a al-Nusra, el cual también mantuvo fuertes vínculos con ISIS en varios puntos a lo largo del conflicto. No era necesario ser un genio para ver cómo el suministro de armas de Estados Unidos terminaría eventualmente en manos de ISIS como resultado directo de esta cadena de alianzas.

Aunque Donald Trump pudo haber puesto fin al programa de la CIA que armó y entrenó a estos extremistas, ha continuado y mantenido el programa del Pentágono, que costó más de US$ 2.000 millones.

¿No es un crimen bajo la ley de los Estados Unidos el proporcionar “apoyo material” a al-Qaeda? Esto no es sólo otra historia sobre la que los medios de comunicación puedan informar y para que el resto de nosotros nos sentemos y pensemos: “Pero qué escándalo”. Algunos crímenes muy graves se han estado cometiendo tanto bajo las administraciones de Obama como de Trump, y ahora tenemos la prueba formal. ¿Cuándo se hará justicia?

Fuente

Creative Commons / Report a typo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s