Archivo de la categoría: SIRIA

Todo lo que no se está contando sobre la guerra de EE.UU. contra ISIS en Siria

Es hora de tener una discusión cuerda sobre lo que está sucediendo en Siria. Las cosas han escalado exponencialmente últimamente, y siguen haciéndolo. EE.UU. derribó el martes otro drone de fabricación iraní dentro del territorio sirio, incluso cuando las autoridades insisten en que “no buscan conflicto con ningún partido en Siria que no sea ISIS”.

El coronel Ryan Dillon, principal portavoz militar estadounidense en Bagdad, parecía indicar que la coalición evitaría escalar el conflicto tras la advertencia de Rusia de que ahora tratará a los aviones estadounidenses como blancos potenciales. Él afirmó:

“Como resultado de los recientes encuentros entre el régimen pro-sirio y las fuerzas rusas, hemos tomado medidas prudentes para reposicionar los aviones sobre Siria para seguir atacando a las fuerzas de ISIS mientras se asegura la seguridad de nuestras tripulaciones, dado las conocidas amenazas en el espacio de batalla”.

Entonces, ¿qué está pasando realmente en Siria? ¿Está realmente EE.UU. buscando una confrontación total con Siria, Irán y Rusia?

La primero a tener en cuenta es que un cambio en la política bajo la administración de Trump ha visto que EE.UU. depende en gran medida de los combatientes kurdos en el terreno, en oposición a los rebeldes islamistas respaldados por los radicales del Golfo, los cuales EE.UU. y sus aliados habían estado utilizando en su guerra indirecta durante más de media década. Incluso el gobierno de Obama designó a los kurdos como la fuerza de combate más eficaz contra ISIS y se asoció con ellos de vez en cuando, pero la decisión de Turquía de golpear directamente a estos combatientes complica el asunto hasta el día de hoy.

Más aún, la situación es que EE.UU. quiere que los kurdos reclamen las principales ciudades sirias después de que ISIS sea derrotado, incluyendo Raqqa. Sin embargo, la razón de que esto complique las cosas es que, como explica Joshua Landis, jefe del Centro de Estudios del Medio Oriente en la Universidad de Oklahoma, los kurdos no tienen “dinero” ni fuerza aérea.

“Serán totalmente dependientes de la Fuerza Aérea de EE.UU. de ahora a la eternidad, y EE.UU. estará atascado en un atolladero, defendiendo un nuevo estado kurdo con el que EE.UU. se asoció para derrotar [a ISIL]”, dijo Landis , Según lo informado por Quartz.

Entonces, ¿qué ha propuesto EE.UU. como solución a este perpetuo dilema? En pocas palabras, EE.UU. no sólo está entrenando a las llamadas ‘Fuerzas Democráticas Sirias’ (SDF, en inglés) para mantener el cruce fronterizo estratégico de Al-Tanf, el cual, si es propiedad y es operado por el gobierno sirio, podría vincular a Irán con Siria e Irak, y hasta Hezbollah en el Líbano (por cierto, al-Tanf es la última instancia en que EE.UU. derribó un avión de fabricación iraní). EE.UU. también está apoyando a estos combatientes kurdos para retomar una zona conocida como ‘Deir ez-Zor’.

El gobierno sirio conserva un puesto aislado en Deir ez-Zor, y la región está casi completamente rodeada por los combatientes de ISIS. La semana pasada, un video surgió de los convoyes de combatientes de ISIS que huían de la guerra en Raqqa ilesos. Se especuló que estos combatientes se dirigían probablemente hacia Deir ez-Zor como lo han hecho en el pasado, y esta área ahora se considera extensamente que será la escena de la última resistencia de ISIS en Siria.

EE.UU. necesita una fuerte presencia de ISIS en Deir ez-Zor para justificar una ofensiva para retomar la ciudad, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que ya hay tropas del gobierno sirio en el lugar. Esta es la razón por la cual EE.UU. lanzó ataques aéreos para impedir que las fuerzas gubernamentales repelieran a los combatientes de ISIS en un ataque aéreo en septiembre del año pasado que supuestamente duró más de una hora y mató a más de 60 soldados del gobierno.

Deir ez-Zor es tremendamente importante, porque es el hogar de los campos petroleros más grandes de Siria. Como explica Quartz, según Landis, la estrategia de EE.UU. es “que las fuerzas kurdas tomen Deir al-Zour, la principal ciudad regional y el eje de sus campos petroleros. De esta manera, los kurdos podrían comprar aviones de EE.UU., en lugar de que Washington se los diera de forma gratuita”.

A medida que los milicianos respaldados por los iraníes -apoyados por los drones iraníes- se acumulan cerca de una base de entrenamiento de EE.UU. en al-Tanf, cada vez es más claro que el gobierno sirio y sus aliados no quieren cederle territorio estratégico a EE.UU. Por lo menos, Irán tiene la intención de rodear al-Tanf y aislar a EE.UU. del resto de Siria, inutilizando a la base para los objetivos de EE.UU. en el país.

Sin embargo, Deir ez-Zor es donde las cosas potencialmente podrían calentarse más de lo que ya están entre EE.UU. y la alianza pro-Assad en al-Tanf y Raqqa.

Rusia, un firme aliado de Irán y Siria, ya está bombardeando las áreas alrededor de Deir ez-Zor en plena preparación para esta batalla. Según ‘The Independent‘, Rusia acaba de confirmar la muerte de alrededor de 180 militantes de ISIS y dos comandantes prominentes, Abu Omar al-Belijiki y Abu Yassin al-Masri, muy cerca de la fortaleza de ISIS en Deir ez-Zor.

Irán lanzó un ataque de misiles balísticos de alcance medio en una posición en Deir ez-Zor durante el fin de semana, también. Según ‘Military Times‘, funcionarios iraníes dijeron que el propósito del ataque era enviar un mensaje a EE.UU. y Arabia Saudita y han advertido sobre más ataques por venir, con el ex jefe de la Guardia, el general Mohsen Rezai, un político iraní, diciendo: “la bofetada más grande está por venir”.

Landis cree que estas recientes escaladas sólo marcan un “crujido de dientes y gruñidos” entre los rusos y los estadounidenses y que ambas potencias se limitan a trabajar donde las nuevas fronteras caerán entre las fuerzas respaldadas por Estados Unidos y las fuerzas del gobierno sirio.

Pero hay una diferencia crucial entre las campañas dirigidas por Rusia y las campañas dirigidas por EE.UU. dentro de Siria: Rusia fue invitada por el gobierno sirio y claramente no intenta invadir Siria en el sentido tradicional de la palabra, ya que están confiando en las tropas locales para retomar el territorio que todavía pertenece al gobierno sirio. Por el contrario, Estados Unidos ha invadido territorio sirio sin autorización del Congreso o de la comunidad internacional y se ha asociado con milicias increíblemente polémicas en el terreno para reclamar el territorio sirio, dividiendo aún más al país y complicando un campo de batalla ya complicado.

¿Y qué ocurrirá si Siria decide que la zona petrolera de Deir ez-Zor es demasiado importante para permitir que las fuerzas respaldadas por Estados Unidos se la queden? El hecho de que Rusia e Irán ya están bombardeando esta zona dice mucho sobre su valor estratégico, y parece cada vez más improbable que la alianza pro-Assad abandone la ubicación libremente.

Además, tener el control total de Deir ez-Zor sin abrir la frontera de al-Tanf al control del gobierno sirio haría que la liberación de Deir ez-Zor casi carezca de sentido para Siria y sus aliados, ya que Deir ez-Zor sería cortado del resto de Siria. Las dos ofensivas van de la mano, y es precisamente por eso que vemos la guerra escalando rápidamente en estos dos frentes.

Sin mencionar que el miembro del parlamento sirio, Ammar al-Asad, dijo que el ejército sirio responderá a las acciones provocativas de Estados Unidos, llevando a cabo “ataques masivos” en posiciones sostenidas por militantes respaldados por Estados Unidos.

Un optimista vería los recientes acontecimientos en el desastre humanitario que es la llamada revolución siria con la esperanza de que EE.UU., Irán y Rusia estén simplemente ‘mostrando músculos’ dentro de Siria en un intento de controlar tanto del país como sea posible, después de la caída de ISIS – y que eventualmente resolverán de modo amistoso los nuevos límites de Siria.

Un pesimista podría no estar tan esperanzado, ya que Irán y China llevaron a cabo simulacros navales en el estrecho de Ormuz pocos días después de que el secretario de Estado, Rex Tillerson, admitiera que EE.UU. está oficialmente apuntando hacia Irán para una operación de cambio de régimen.

Fuente

Video Emerge De Estados Unidos Permitiendo Que Los Combatientes De ISIS Escapen Con Seguridad En Siria

Con numerosas distracciones que se están desarrollando en el programa de televisión recién estrenado que es “Mantenerse al día con la Administración Trump”, puede sorprender a los lectores saber que los EE.UU. están usando el grupo terrorista ISIS como un peón en su depravada política exterior.

Las imágenes de vídeo obtenidas por Al-Masdar parecen mostrar convoyes de combatientes de ISIS que huyen de la ciudad siria de Raqqa sin ser tocados por el ejército estadounidense, que actualmente está bombardeando esa ubicación exacta. Como observa Al-Masdar, a pesar de que los kurdos y drones estadounidenses se ciernen alrededor de la ciudad de Raqqa, las bombas estadounidenses no se ven en ningún lugar mientras cientos de combatientes pasan con seguridad. La liberación de este material se produce tras las acusaciones de Rusia e Irán de que Estados Unidos está en connivencia con ISIS para permitir el paso seguro del grupo a las zonas controladas por el gobierno sirio.

*Ver el video aquí.

Irán afirma tener pruebas directas, pero hasta el momento no las ha publicado. Incluso si Rusia e Irán no tienen documentos secretos que expongan directamente esta colusión, el hecho es que no necesariamente los necesitamos.

Después de todo, esto es exactamente cómo ISIS creció exponencialmente en Siria en primera instancia, como resultado directo de la estrategia de política exterior de Estados Unidos. En 2012, un informe clasificado de la Agencia de Inteligencia de Defensa pronosticó el surgimiento de ISIS, algo activamente alentado por el establishment estadounidense. El informe declaró:

“Si la situación se desencadena, existe la posibilidad de establecer un declarado o no declarado principado salafista en el este de Siria … y esto es exactamente lo que los poderes de apoyo a la oposición quieren, con el fin de aislar al régimen sirio”.

Además, el audio filtrado del ex Secretario de Estado John Kerry muestra que sabía que ISIS estaba ganando impulso en Siria, y que a su vez, Estados Unidos esperaba que esto trajera al presidente sirio Bashar al-Assad a la mesa de negociaciones.

En los últimos tiempos, el paso seguro de los combatientes de ISIS a zonas bajo el control del gobierno sirio ha sido una tácita, pero oficial estrategia, y ha sido la realidad sobre el terreno en Irak y Siria.

A fines del año pasado, Anti-Media informó sobre las afirmaciones de un funcionario militar-diplomático anónimo de que Estados Unidos estaba permitiendo el paso seguro a Siria para los combatientes de ISIS que salían de Mosul, Irak -aunque Estados Unidos supuestamente estaba librando una ofensiva para derrotar a ISIS en la zona. Como señalamos, reconociendo la naturaleza indudablemente, indeseable y cuestionable de la fuente anónima:

“Una fuente anónima que afirma a un periódico ruso algo tan conspirativo como que Estados Unidos ayuda directamente a los militantes de ISIS puede parecer un poco dudosa, pero desde que se lanzó la ofensiva el lunes de esta semana, esta ha sido la realidad sobre el terreno”.

De acuerdo al teniente general del Ejército Talib Shaghati, según lo informado por el periódico anti-ruso, ‘The Guardian’, los militantes de ISIS ya están huyendo de Mosul a Siria. Esto fue confirmado por el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al-Jubeir, quien dijo que si los miembros de ISIS fueran forzados a salir de Mosul, probablemente irían a Siria “.

No mucho después, ISIS lanzó una ofensiva en una zona muy estratégica en Siria llamada Deir ez-Zor, luchando a través de las defensas del gobierno sirio. La parte más espeluznante de esta ofensiva, como mencionó ‘The Guardian’, fue el hecho de que los combatientes de ISIS, que rompieron con éxito las líneas de defensa del gobierno en Siria, fueron “principalmente refuerzos que llegaban por la frontera desde la provincia iraquí de Anbar”.

Deir ez-Zor no está fuera de la capacidad de alcance militar de la milicia estadounidenses. Esta es la misma ciudad que fue atacada por la coalición dirigida por Estados Unidos en septiembre del año pasado, un ataque que atacó a las tropas sirias durante más de una hora, allanando el camino para una ofensiva oportuna de ISIS. Sin embargo, cuando se trata de cientos de refuerzos que atraviesan la frontera iraquí con Siria, el ejército estadounidense está de vacaciones.

Nos dijeron que Raqqa iba a ser el último bastión de ISIS en Siria, pero esto claramente no es cierto. Para que Estados Unidos ponga finalmente presión sobre el gobierno sirio, el verdadero premio no es Raqqa, sino una combinación de dos lugares muy estratégicos que están muy fuertemente interrelacionados.

Como se explica por ‘Gulf News’:

“Allí, se desarrolla una confrontación compleja, con mucha más importancia geopolítica y riesgo. Se espera que Daesh [ISIS] haga su última parada no en Raqqa, sino en un área que abarca las fronteras con Irak y Jordania y gran parte de las reservas de petróleo de Siria, haciéndola importante para estabilizar Siria e influir en sus países vecinos.

“Quienquiera que reclame el área escasamente poblada en esta versión del siglo XXI del Gran Juego no sólo se tomará el crédito por apoderarse de lo que es probable que sea la última parcela de Daesh de un califato territorial en Siria, sino que también desempeñará un papel importante en la determinación del futuro de Siria y la dinámica de posguerra de la región”.

Y este es, en última instancia, el problema de la coalición liderada por Estados Unidos de naciones anti-Assad (y anti-iraníes). La justificación oficial, a puertas cerradas, de apuntar al gobierno de Siria para el cambio de régimen debía socavar la influencia iraní en la región, según los archivos de correos electrónicos de Hillary Clinton. Países como Arabia Saudita, Jordania, Egipto y otros Estados del Golfo han temido por mucho tiempo que un bloque entre Irán, Irak, Siria y El Líbano, totalmente dirigido por los chiítas, pueda desestabilizar por completo el equilibrio regional de poder. Se han opuesto a tal desarrollo a toda costa.

Como explica Gulf News, los iraníes están en pleno proceso de implementación de este puente chiíta, conocido como el “Crescent Shia” (‘Shia Creciente’):

“La zona impugnada también incluye regiones desérticas más al sur con varios cruces fronterizos, entre ellos la carretera crítica que conecta a Damasco y Bagdad, codiciada por Irán como una ruta terrestre hacia el Líbano y su aliado, la milicia de Hezbollah”.

Esta es la razón por la cual los militares estadounidenses han establecido una base de entrenamiento en el cruce fronterizo de Aal-Tanf. Si el gobierno sirio retomara la zona y la abriera bajo su control, podría vincular directamente a Irán con Siria y el resto de sus aliados, entre ellos Irak y Líbano.

Esta es también la razón por la que los militares estadounidenses han estado involucrados en actos ilegales de agresión [click aquí para leer su traducción] contra las milicias respaldadas por Irán que operan en la zona, para defender esta posición.

Además, el puesto de avanzada del gobierno sirio en Deir ez-Zor está aislado, y esa es la razón del porqué estas dos ofensivas se ejecutan en tándem. Ambos confían en la liberación del otro para tener un valor real para el gobierno sirio y sus aliados rusos e iraníes.

Tan fascinante como ha sido el espectáculo de Comey (no se olvide de sintonizar mañana el escándalo de filtraciones anónimas y tweets mal escritos), el verdadero escándalo reside en el hecho de que Estados Unidos está ahora públicamente del lado de ISIS mientras permite a los terroristas pasar a salvo en lugares de Siria para que estos extremistas puedan luchar contra un gobierno secular. Estados Unidos está a pocos momentos de una confrontación total con Irán (y Rusia, una potencia nuclear).

No espere que los medios de comunicación corporativos [MSM] informen sobre estos hechos condenatorios en el corto plazo, ya que el público sigue sonámbulo en un barril de pólvora global de engaño, muerte y destrucción.

Fuente

EE.UU. está ahora básicamente en una guerra ilegal con Siria y nadie habla sobre ello

Si usted tuviera que revisar los titulares, las páginas de inicio, o incluso las últimas páginas de los medios de comunicación más grandes del mundo en este momento, no tendría idea de que ayer [6 de junio], EE.UU. lanzó un acto ilegal de guerra contra otro gobierno soberano. Si tuvieras la suerte de ver la historia enterrada bajo las historias de noticias más escandalosas a las que nos estamos acostumbrando, tampoco pensarías en ello, sólo otro día en Siria, ¿verdad?

Los medios de comunicación no quieren que cuestionen estos desarrollos porque quieren que se desarrollen sin cuestionarse. Informar sobre estas cuestiones crearía un diálogo, y fuera del diálogo viene la opinión disidente.

Consideremos que la última vez que las tropas estadounidenses bombardearon bajo el estandarte del Ejército Árabe Sirio (hace apenas un mes), ‘The Independent’ publicó una historia que puso de relieve cómo este ataque fue mucho más significativo de lo que nos dijeron. Se puede ver por qué, desde el punto de vista del establishment, es mejor no tener ninguna discusión en absoluto para que la verdad rompa a través de las grietas de un paradigma de los medios demasiado torcido.

Y la fría y dura verdad tiene que salir a la luz: Estados Unidos ha invadido ilegalmente el territorio de Siria. El hecho de que los militares sirios no puedan expulsar de manera realista a los militares de Estados Unidos (especialmente cuando está envuelto en numerosas batallas con ISIS y otras fuerzas guerrilleras radicales) no constituye una aceptación tácita de la presencia militar estadounidense allí. De hecho, el presidente sirio, Bashar al-Assad, ha llamado a Estados Unidos y sus fuerzas asociadas “invasores” en numerosas ocasiones, porque Estados Unidos no tiene bases legales para operar dentro del territorio sirio.

Además de esta invasión injustificada, Estados Unidos afirma que tiene derecho a defenderse de tropas leales al actual gobierno de Siria. También afirma que tiene el derecho de defender las fuerzas que operan bajo el control de la coalición liderada por Estados Unidos. Esta no es una nueva propuesta bajo Donald Trump; Barack Obama autorizó el poder aéreo estadounidense para defender a las fuerzas combatientes entrenadas por Estados Unidos en Siria, incluso si eso significaba atacar a las tropas del gobierno sirio.

Trump sólo está siguiendo el manual, con una diferencia clave. Trump ha facultado a sus generales militares para tomar todas estas decisiones por él y realizar ataques aéreos cuando quieran, algo que era imposible bajo Obama. Según ‘The Guardian’, esto significa que las fuerzas iraquíes sobre el terreno en Irak pueden solicitar el apoyo aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos. Estas son las mismas tropas iraquíes que han sido documentadas cometiendo actos de venganza, torturas y masacres. A estas personas se les ha confiado el llamado a las máquinas de la muerte financiadas con los impuestos de los contribuyentes. El resultado, como hemos visto, es que los civiles están siendo enterrados a un ritmo sin precedentes.

¿Y dónde llevará esto a Estados Unidos? Sin ninguna discusión del Congreso, debate público o cualquier forma de proceso democrático, EE.UU. podría formalmente estar en guerra con el gobierno sirio y sus aliados mañana mismo, y nadie sería capaz de detenerlo. Todo lo que se necesita es una respuesta calculada o equivocada de los militares sirios, y Estados Unidos volverá a estar en guerra con otra entidad extranjera. En este contexto, Siria y sus aliados han mostrado una increíble moderación frente a esa agresión.

Desafortunadamente, esta moderación ha llegado a su fin. La alianza pro-Assad acaba de emitir una declaración en respuesta, advirtiendo a Estados Unidos de que responderá a sus ataques y atacará las posiciones de Estados Unidos dentro de Siria si estas ‘líneas rojas’ siguen siendo cruzadas. La alianza incluso publicó un video de un drone iraní filmando secretamente un bombardero estadounidense para demostrar sus capacidades. No está claro si Rusia fue signatario de la advertencia, pero varios informes indican que Rusia ha estado proporcionando poderío aéreo a estos seguidores de Assad, señalando aún más un camino desastroso por delante.

Donald Trump es bastante impopular por los estándares democráticos. Y, sin embargo, si México quisiera invadir el territorio estadounidense, establecer una base de entrenamiento para entrenar a los rebeldes a reclamar el suelo americano como suyos, y luego afirmara que estas fuerzas tienen el derecho de atacar a las fuerzas leales a Trump que estén al alcance de esa base, la mayoría de la gente lo tomaría como una noción absurda y un flagrante acto de agresión por parte de México, independientemente del número de personas que se opongan a la administración de Trump.

Esto es exactamente lo que Estados Unidos está haciendo a Siria y ha estado haciendo en todo el mundo desde hace algún tiempo. Los medios de comunicación no quieren que hables de esto, porque quieren que entres en la siguiente confrontación con Siria, y muy probablemente con Irán y Rusia, sus adversarios de muchos años.

Si Estados Unidos cree que tiene derecho a defenderse de las tropas alineadas por Siria a miles de kilómetros del continente americano, ¿no tiene Síria el mismo derecho de defenderse de una fuerza invasora en su propio suelo? Si los presuntos actos delictivos de Siria son suficientes para desatender las normas jurídicas internacionales y lanzar un contraataque, ¿qué debemos hacer entonces de la vasta historia de comportamiento criminal de Estados Unidos?

Es posible que los medios de comunicación no quieran que usted discuta este evento por lo que fue: un acto ilegal de agresión – pero los historiadores que sobrevivan a este conflicto podrían recordarlo de manera diferente.

Fuente

El padre del famoso chico de Alepo acaba de exponer cómo EE.UU. y los Cascos Blancos mintieron al mundo.​

Una imagen de Omran Daqneesh, polvoriento y ensangrentado en la parte posterior de una ambulancia, no sufrió graves heridas por parte de las fuerzas gubernamentales sirias, después de todo – de hecho, toda la historia fue una elaborada mentira.

father-of-syrian-boy

Cubierto de polvo, con moretones, y con el cabello desaliñado por haber sobrevivido a una explosión, la sangre le empezaba a cubrir la mitad de su rostro, las manos ancladas en sus piernas, inmóviles, no podían enmascarar el trauma estóico en los ojos del pequeño Omran Daqneesh.

Mirando asombrosamente desde la parte trasera de una ambulancia en Alepo en agosto del 2016, la imagen de Omran atrapó los corazones del mundo, transformando en una sola forma humana el sufrimiento de los sirios inocentes a los caprichos de Naciones-Estados enteros envueltos en una guerra de poder en nombre de disputas políticas.

Pero mientras Occidente tomó la causa de Omran, los occidentales lo hicieron bajo la pretensión de que el niño había sido ensangrentado por un ataque aéreo o un misil lanzado por las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad o sus aliados de Rusia- su imagen reavivó el fuego de la propaganda, diseñada para apoyar la meta de EE.UU. sobre el cambio de régimen.

Pero fue una mentira -de las declaraciones de los medios de comunicación de que el muchacho había escapado de un ataque aéreo a metros de perder su vida, de vendajes eventualmente envueltos alrededor de la cabeza de Omran- prácticamente ninguna de las narraciones procedentes de la imagen persistente reportaba la verdad.

“No descubrimos cómo ocurrió el incidente”, dijo Mohamad Kheir Daqneesh, padre de Omran, a la reportera Kinana Alloush y a otras entrevistas esta semana. “Saqué a mis familiares de los escombros. Omran estaba conmigo, mientras que los Cascos Blancos se lo llevaron y empezaron a tomar fotos de él”.

Daqneesh, al notar que el sonido de aviones de combate o misiles no precedió a la explosión que en última instancia mató al hermano de Omran, de 10 años, explicó que tuvo que afeitar la cabeza del niño y lo escondió lejos de la abrumadora atención de los medios de comunicación y de los combatientes rebeldes y simpatizantes que buscaron, quizás, arrebatar al simbólico niño de la relativa seguridad de su familia.

Los periodistas, aliados con el Frente al-Nusra -fundamentalmente, Fatah al-Sham o Liberación de Levante, una rama de al-Qaeda- exigieron que el padre se adheriese a la narración de que Assad fue el responsable de que los rusos bombardearan el barrio y, por tanto, su sufrimiento y trágica situación. Incluso ofrecieron sumas considerables para tratar de convencerlo.

Él se rehusó – por principio, así como sobre la base del conocimiento probable que algo contrario era cierto.

De hecho, el intento de disputar una narrativa favorable a la coalición liderada por EE.UU. no ha cesado – incluso en medio de la emergencia de la familia, los medios de comunicación pro-occidentales como ‘The Guardian‘ y ‘The Washington Post‘ mantuvieron las especulaciones y retuvieron detalles disputando el sentimental y evidenciado horror del 17 de agosto de 2016, la imagen de Omran en la silla naranja de la ambulancia.

Alloush y otros periodistas, entrevistando a Daqneesh con Omran a su lado, escucharon atentamente al hombre harto de la información errónea que circuló por casi un año, los medios corporativos occidentales insistieron en que no habría manera de verificar si la coerción lo obligó a hablar.

Mohamad apoya al gobierno de Assad.

Pero donde el afán de pintar la guerra siria como grandes golpes del bien contra el mal, pudo haber fabricado la historia en beneficio de objetivos compartidos por Occidente y bárbaros militantes, la realidad nunca es tan simple.

Tampoco es tan verdaderamente estéril y concreto, incluso cuando está teñida de lágrimas huecas de una audiencia mundial ansiosa por culpar y continuar lanzando bombas como de costumbre.

Los desastres de la guerra no pueden encapsularse tan fácilmente en el rostro resignado y polvoriento de un solo niño -no cuando miles de niños cuya estabilidad, miembros, vida y patria han sido destrozados- pero pasan desapercibidos por los mismos medios corporativos que apoyan la políticas intervencionistas que causan dichos estragos, en primer lugar.

Omran sufrió sólo heridas leves -ni siquiera lo suficientemente severas como para justificar vendajes en su cabeza, y mucho menos una nota de pie de página en la historia como el cartel del porqué Occidente debe expulsar a Assad- y salió del hospital después de recibir primeros auxilios para volver a lo que quedaba de su casa en Alepo.

“Sólo sufrió lesiones menores, pero los militantes exageraron este hecho. Dijeron en numerosas ocasiones a través de sus medios de comunicación que había muerto, hasta que finalmente admitieron que estaba vivo. No se puede confiar en ellos”, afirmó Daqneesh.

“Mientras yo estaba rescatando a mi familia, los militantes filmaron a mis parientes mientras salían de la casa, para usar estas imágenes como propaganda… Nunca tuve tratos con sus organizaciones y nunca acepté su llamada ayuda humanitaria”.

Meses de escondese, esquivando la atención no deseada, molestó a Daqneesh – llegando a la ira por la descarada manipulación de su hijo en declaraciones con los periodistas, aclarando que Assad y los rusos no deben llevar la culpa.

Los terroristas – algunos armados, entrenados, respaldados y ridiculamente reclasificados por Occidente y sus aliados como “rebeldes moderados” – todavía pretenden derrocar a Assad y dominar Siria. En algunos lugares, lo hacen.

Y aunque sería igualmente ridículo esterilizar las atrocidades cometidas por las fuerzas sirias y rusas, negar la complicidad occidental y estadounidense en los horrores que asedian a los civiles, no deja ver la ostentación en las guerras politizadas – con niños como Omran, simbolizando sin saberlo, dos justificaciones fundamentalmente diferentes para su continuación.

Omran no es Siria. Pero como es sirio, el horror de los conflictos en Oriente Medio, alimentado por una lista de agendas geopolíticas, religiosas y otras agendas de connivencia, encontró un consuelo desvergonzado al destacar su imagen de propaganda apoyando convenientemente a cada uno individualmente.

Y de forma descarada.

Si Omran Daqneesh va a ser un niño afiche de esta guerra, entonces permitamos que el niño de cinco años adorne sólo afiches que hagan un llamado al término de dicha guerra- para un retorno a una vida en la que los occidentales podrían no estar familiarizados en su normalidad, pero que que a los sirios les hace falta.

Hasta, claro es, el momento en que el insular conflicto tome las consecuencias indirectas y comience a usar a los niños traumatizados como peones.

Si usted sólo desea nunca ver a otro Omran – menos así, sus contrapartes, que fueron lo suficientemente afortunados como para escapar de la carga adicional del foco internacional, pero que sufrieron peores destinos – entonces la guerra debe terminar. Las tropas deben ser devueltas a sus familias. La muerte debe dejar de ser una mercantilización de la necesidad de intervenir en los asuntos de naciones soberanas.

La diplomacia, aunque no esté totalmente en sincronía con cualquiera de las partes en conflicto, debe regresar como una alternativa viable al asesinato en gran escala en pro de la guerra, arrogancia y propaganda.

De lo contrario, habrán más Omrans – peor, habrá una interminable lista de niños perdidos en la guerra, cuyos nombres y caras sólo podrán ser llorados por sus familias.

Ese, no una situación manipulada para aparentar algo más, es el verdadero horror de la guerra.

Fuente

_____________________________________________________

Información adicional interesante:

Cuenta la historia de 2 diferentes niños, en el que a uno lo muestran a todo el mundo, provocando la tristeza y empatia del espectador, mientras que al otro, lo tratan de ‘sepultar’ sin darle mayor cabida. Uno de ellos, se trata del niño de la noticia de este hilo, Omran Daqneesh, el otro, se llama Abdullah Issa. Ahora, ¿por qué la diferencia mediática? Porque mientras el primero es bombardeado como consecuencia de la guerra, el otro fue decapitado por “rebeldes”/”moderados” que son apoyados por EE.UU.

Veamos también algunas curiosas imágenes:

mahmoud-raslan2

(Fotógrafo de la noticia, Mahmoud Raslan, junto a los “moderados” que decapitaron a Abdullah Issa).

123

Mahmoud Raslan: “Con los combatientes suicidas, de la tierra de las batallas y la carnicería, de Alepo de los mártires, os traemos noticias de inminente alegría, con el permiso de Dios”.

[IMG]

Mahmoud Raslan: “Miles de suicidas y decenas de trampas están siendo preparados para la gran batalla en Alepo, la primera batalla donde veo a los hombres llorando porque no pueden participar debido al número de atacantes”.

Junto con algunas noticias:

¡Y estos son los ‘buenos chicos’! El vídeo de Sickening demuestra que los rebeldes sirios apoyados por Estados Unidos se burlan y luego decapitan brutalmente a un joven por ser un “espía”.

Los rebeldes sirios apoyados por el Reino Unido decapitan a un niño de 11 años de edad que dicen ser combatiente pro-gobierno.

Ahora, veamos una noticia un poco más actual:

“Raslan, cuyas afirmaciones no pudieron ser verificadas independientemente, dijo que su última comunicación con un pariente de la familia fue en febrero y que este pariente afirmó que la familia permanecía bajo arresto domiciliario. Raslan dijo que no ha podido llegar a ese pariente en las últimas semanas. Los medios parecen no haber documentado el paradero de Omran desde los días posteriores al ataque. En diciembre, el Financial Times informó que su paradero era desconocido.”

Sigue leyendo

Obama admite que el surgimiento de ISIS fue debido a EE.UU.

En una entrevista con Vice News, Barack Obama, admitió que el surgimiento de ISIS fue debido al gobierno de Estados Unidos.

En vez de admitir cosas tales como el hecho de que los “rebeldes moderados” a los que financió se unieron a ISIS, o que admitiera su propio papel en el surgimiento de ISIS, culpó a George Bush; pero bueno, aún así es un paso en la dirección de admitir lo que es increíblemente obvio. ¿O no?

Obama dijo (minuto 11:42):

“Two things: one is, ISIS is a direct outgrowth of al-Qaeda in Iraq that grew out of our invasion. Which is an example of unintended consequences. Which is why we should generally aim before we shoot.” and “We’ve got a 60 country coalition. We will slowly push back ISIS out of Iraq”, “I’m confident that will happen.”

Traducción:

“Dos cosas: una es, ISIS es una consecuencia directa de al-Qaeda en Irak, que surgió de nuestra invasión. Lo cual es un ejemplo de las consecuencias no deseadas. Es por ello que en general debemos apuntar antes que disparar.” y “Tenemos una coalición de 60 países. Poco a poco vamos a hacer retroceder a ISIS fuera de Irak”, “Estoy seguro de que va a suceder.”

En realidad, esto no es un tipo de reconocimiento, esto es más como una táctica subversiva e insidiosa de ignorar los ejemplos más evidentes del apoyo de EE.UU. a ISIS.

Él podría haber admitido que los rebeldes sirios que financió desertaron a ISIS, o que las raíces de Al-Qaeda en realidad provienen del armado de los muyahidin en 1979 en la Operación Ciclón.

Podría haber mencionado que el ejército estadounidense “accidentalmente” dejó caer suministros a ISIS, o el hecho de que los militares han demolido piezas claves de la infraestructura siria como reservas de granos. De seguro ha habido un montón de accidentes convenientes. Tal vez podría haber mencionado que él pensaba de ISIS contaba con un equipo terrorista a subestimar hasta que comenzaron a amenazar los centros de petróleo en Irak.

Tal vez el aspecto más preocupante de este reconocimiento es que Obama sabe que fueron las defectuosos tácticas de política exterior de Bush las que llevaron al surgimiento de ISIS, sin embargo, lleva a cabo básicamente las mismas políticas.

Tal vez Obama comience a admitir más cosas mientras su último mandato llegue a su fin.

Sin embargo, es mucho más probable que no lo hará, y que en su lugar, insidiosamente haga que parezca como si estuviera haciendo un enorme reconocimiento, cuando en realidad, está llevando a la gente a creer falsedades.

Las declaraciones de Barack Obama son, por definición, mentir por omisión.

Fuente: Antimedia