Archivo de la categoría: IRAK

Video Emerge De Estados Unidos Permitiendo Que Los Combatientes De ISIS Escapen Con Seguridad En Siria

Con numerosas distracciones que se están desarrollando en el programa de televisión recién estrenado que es “Mantenerse al día con la Administración Trump”, puede sorprender a los lectores saber que los EE.UU. están usando el grupo terrorista ISIS como un peón en su depravada política exterior.

Las imágenes de vídeo obtenidas por Al-Masdar parecen mostrar convoyes de combatientes de ISIS que huyen de la ciudad siria de Raqqa sin ser tocados por el ejército estadounidense, que actualmente está bombardeando esa ubicación exacta. Como observa Al-Masdar, a pesar de que los kurdos y drones estadounidenses se ciernen alrededor de la ciudad de Raqqa, las bombas estadounidenses no se ven en ningún lugar mientras cientos de combatientes pasan con seguridad. La liberación de este material se produce tras las acusaciones de Rusia e Irán de que Estados Unidos está en connivencia con ISIS para permitir el paso seguro del grupo a las zonas controladas por el gobierno sirio.

*Ver el video aquí.

Irán afirma tener pruebas directas, pero hasta el momento no las ha publicado. Incluso si Rusia e Irán no tienen documentos secretos que expongan directamente esta colusión, el hecho es que no necesariamente los necesitamos.

Después de todo, esto es exactamente cómo ISIS creció exponencialmente en Siria en primera instancia, como resultado directo de la estrategia de política exterior de Estados Unidos. En 2012, un informe clasificado de la Agencia de Inteligencia de Defensa pronosticó el surgimiento de ISIS, algo activamente alentado por el establishment estadounidense. El informe declaró:

“Si la situación se desencadena, existe la posibilidad de establecer un declarado o no declarado principado salafista en el este de Siria … y esto es exactamente lo que los poderes de apoyo a la oposición quieren, con el fin de aislar al régimen sirio”.

Además, el audio filtrado del ex Secretario de Estado John Kerry muestra que sabía que ISIS estaba ganando impulso en Siria, y que a su vez, Estados Unidos esperaba que esto trajera al presidente sirio Bashar al-Assad a la mesa de negociaciones.

En los últimos tiempos, el paso seguro de los combatientes de ISIS a zonas bajo el control del gobierno sirio ha sido una tácita, pero oficial estrategia, y ha sido la realidad sobre el terreno en Irak y Siria.

A fines del año pasado, Anti-Media informó sobre las afirmaciones de un funcionario militar-diplomático anónimo de que Estados Unidos estaba permitiendo el paso seguro a Siria para los combatientes de ISIS que salían de Mosul, Irak -aunque Estados Unidos supuestamente estaba librando una ofensiva para derrotar a ISIS en la zona. Como señalamos, reconociendo la naturaleza indudablemente, indeseable y cuestionable de la fuente anónima:

“Una fuente anónima que afirma a un periódico ruso algo tan conspirativo como que Estados Unidos ayuda directamente a los militantes de ISIS puede parecer un poco dudosa, pero desde que se lanzó la ofensiva el lunes de esta semana, esta ha sido la realidad sobre el terreno”.

De acuerdo al teniente general del Ejército Talib Shaghati, según lo informado por el periódico anti-ruso, ‘The Guardian’, los militantes de ISIS ya están huyendo de Mosul a Siria. Esto fue confirmado por el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al-Jubeir, quien dijo que si los miembros de ISIS fueran forzados a salir de Mosul, probablemente irían a Siria “.

No mucho después, ISIS lanzó una ofensiva en una zona muy estratégica en Siria llamada Deir ez-Zor, luchando a través de las defensas del gobierno sirio. La parte más espeluznante de esta ofensiva, como mencionó ‘The Guardian’, fue el hecho de que los combatientes de ISIS, que rompieron con éxito las líneas de defensa del gobierno en Siria, fueron “principalmente refuerzos que llegaban por la frontera desde la provincia iraquí de Anbar”.

Deir ez-Zor no está fuera de la capacidad de alcance militar de la milicia estadounidenses. Esta es la misma ciudad que fue atacada por la coalición dirigida por Estados Unidos en septiembre del año pasado, un ataque que atacó a las tropas sirias durante más de una hora, allanando el camino para una ofensiva oportuna de ISIS. Sin embargo, cuando se trata de cientos de refuerzos que atraviesan la frontera iraquí con Siria, el ejército estadounidense está de vacaciones.

Nos dijeron que Raqqa iba a ser el último bastión de ISIS en Siria, pero esto claramente no es cierto. Para que Estados Unidos ponga finalmente presión sobre el gobierno sirio, el verdadero premio no es Raqqa, sino una combinación de dos lugares muy estratégicos que están muy fuertemente interrelacionados.

Como se explica por ‘Gulf News’:

“Allí, se desarrolla una confrontación compleja, con mucha más importancia geopolítica y riesgo. Se espera que Daesh [ISIS] haga su última parada no en Raqqa, sino en un área que abarca las fronteras con Irak y Jordania y gran parte de las reservas de petróleo de Siria, haciéndola importante para estabilizar Siria e influir en sus países vecinos.

“Quienquiera que reclame el área escasamente poblada en esta versión del siglo XXI del Gran Juego no sólo se tomará el crédito por apoderarse de lo que es probable que sea la última parcela de Daesh de un califato territorial en Siria, sino que también desempeñará un papel importante en la determinación del futuro de Siria y la dinámica de posguerra de la región”.

Y este es, en última instancia, el problema de la coalición liderada por Estados Unidos de naciones anti-Assad (y anti-iraníes). La justificación oficial, a puertas cerradas, de apuntar al gobierno de Siria para el cambio de régimen debía socavar la influencia iraní en la región, según los archivos de correos electrónicos de Hillary Clinton. Países como Arabia Saudita, Jordania, Egipto y otros Estados del Golfo han temido por mucho tiempo que un bloque entre Irán, Irak, Siria y El Líbano, totalmente dirigido por los chiítas, pueda desestabilizar por completo el equilibrio regional de poder. Se han opuesto a tal desarrollo a toda costa.

Como explica Gulf News, los iraníes están en pleno proceso de implementación de este puente chiíta, conocido como el “Crescent Shia” (‘Shia Creciente’):

“La zona impugnada también incluye regiones desérticas más al sur con varios cruces fronterizos, entre ellos la carretera crítica que conecta a Damasco y Bagdad, codiciada por Irán como una ruta terrestre hacia el Líbano y su aliado, la milicia de Hezbollah”.

Esta es la razón por la cual los militares estadounidenses han establecido una base de entrenamiento en el cruce fronterizo de Aal-Tanf. Si el gobierno sirio retomara la zona y la abriera bajo su control, podría vincular directamente a Irán con Siria y el resto de sus aliados, entre ellos Irak y Líbano.

Esta es también la razón por la que los militares estadounidenses han estado involucrados en actos ilegales de agresión [click aquí para leer su traducción] contra las milicias respaldadas por Irán que operan en la zona, para defender esta posición.

Además, el puesto de avanzada del gobierno sirio en Deir ez-Zor está aislado, y esa es la razón del porqué estas dos ofensivas se ejecutan en tándem. Ambos confían en la liberación del otro para tener un valor real para el gobierno sirio y sus aliados rusos e iraníes.

Tan fascinante como ha sido el espectáculo de Comey (no se olvide de sintonizar mañana el escándalo de filtraciones anónimas y tweets mal escritos), el verdadero escándalo reside en el hecho de que Estados Unidos está ahora públicamente del lado de ISIS mientras permite a los terroristas pasar a salvo en lugares de Siria para que estos extremistas puedan luchar contra un gobierno secular. Estados Unidos está a pocos momentos de una confrontación total con Irán (y Rusia, una potencia nuclear).

No espere que los medios de comunicación corporativos [MSM] informen sobre estos hechos condenatorios en el corto plazo, ya que el público sigue sonámbulo en un barril de pólvora global de engaño, muerte y destrucción.

Fuente

Obama admite que el surgimiento de ISIS fue debido a EE.UU.

En una entrevista con Vice News, Barack Obama, admitió que el surgimiento de ISIS fue debido al gobierno de Estados Unidos.

En vez de admitir cosas tales como el hecho de que los “rebeldes moderados” a los que financió se unieron a ISIS, o que admitiera su propio papel en el surgimiento de ISIS, culpó a George Bush; pero bueno, aún así es un paso en la dirección de admitir lo que es increíblemente obvio. ¿O no?

Obama dijo (minuto 11:42):

“Two things: one is, ISIS is a direct outgrowth of al-Qaeda in Iraq that grew out of our invasion. Which is an example of unintended consequences. Which is why we should generally aim before we shoot.” and “We’ve got a 60 country coalition. We will slowly push back ISIS out of Iraq”, “I’m confident that will happen.”

Traducción:

“Dos cosas: una es, ISIS es una consecuencia directa de al-Qaeda en Irak, que surgió de nuestra invasión. Lo cual es un ejemplo de las consecuencias no deseadas. Es por ello que en general debemos apuntar antes que disparar.” y “Tenemos una coalición de 60 países. Poco a poco vamos a hacer retroceder a ISIS fuera de Irak”, “Estoy seguro de que va a suceder.”

En realidad, esto no es un tipo de reconocimiento, esto es más como una táctica subversiva e insidiosa de ignorar los ejemplos más evidentes del apoyo de EE.UU. a ISIS.

Él podría haber admitido que los rebeldes sirios que financió desertaron a ISIS, o que las raíces de Al-Qaeda en realidad provienen del armado de los muyahidin en 1979 en la Operación Ciclón.

Podría haber mencionado que el ejército estadounidense “accidentalmente” dejó caer suministros a ISIS, o el hecho de que los militares han demolido piezas claves de la infraestructura siria como reservas de granos. De seguro ha habido un montón de accidentes convenientes. Tal vez podría haber mencionado que él pensaba de ISIS contaba con un equipo terrorista a subestimar hasta que comenzaron a amenazar los centros de petróleo en Irak.

Tal vez el aspecto más preocupante de este reconocimiento es que Obama sabe que fueron las defectuosos tácticas de política exterior de Bush las que llevaron al surgimiento de ISIS, sin embargo, lleva a cabo básicamente las mismas políticas.

Tal vez Obama comience a admitir más cosas mientras su último mandato llegue a su fin.

Sin embargo, es mucho más probable que no lo hará, y que en su lugar, insidiosamente haga que parezca como si estuviera haciendo un enorme reconocimiento, cuando en realidad, está llevando a la gente a creer falsedades.

Las declaraciones de Barack Obama son, por definición, mentir por omisión.

Fuente: Antimedia