Los medios de comunicación de EE.UU. encubren la masacre de Gaza

Mientras Israel mataba a más de 50 palestinos a sangre fría en protesta por el traslado de la embajada estadounidense el lunes, los medios de comunicación corporativos de Estados Unidos no informaron con precisión lo que ocurrió en Gaza, una vez más protegiendo mansamente la línea del gobierno.

Típico de la mentalidad de los medios de comunicación corporativos que informan sobre lo que sucedió en Gaza el lunes cuando soldados israelíes mataron a más de 50 palestinos que protestaban, es este tweet de CNN. Dice: “El número de muertos asciende a por lo menos 52 personas durante los enfrentamientos a lo largo de la valla fronteriza entre Israel y Gaza, dicen las autoridades palestinas. Más de 2.400 personas han resultado heridas”. El nuevo eslogan de CNN es “#FactsFirst” (#HechosPrimero).

Adam Johnson, que escribe para el organismo de vigilancia de los medios de comunicación Fairness and Accuracy in Reporting (Honestidad y Exactitud en la Información), respondió a CNN con su propio tweet:

“Éste lo tiene todo:

– “el número de muertos aumenta” – Nadie fue asesinado y nadie en particular cometió el asesinato, el número de muertos sólo ‘aumenta’ misteriosamente.

– “enfrentamientos” – Blanquea toda asimetría de poder.

– “2.400 personas han resultado heridas” – Las 2.400 son palestinas, pero vamos con ‘personas’.”

Craig Murray, ex embajador británico en Uzbekistán, dijo en su blog que hizo una búsqueda en Google News de la palabra “masacre” y no encontró ninguna referencia a Gaza.

Un titular de The New York Times decía el lunes: “Decenas de palestinos han muerto en protestas mientras EE.UU. se prepara para abrir su embajada en Jerusalén”. El periodista Glenn Greenwald respondió: “La mayoría de los medios de comunicación occidentales se han vuelto muy hábiles -a través de años de práctica- en escribir titulares y describir las masacres israelíes, utilizando el tiempo pasivo para ocultar al culpable. Pero el campeón de todos los tiempos ha sido y sigue siendo The New York Times”.

[Tal vez debido a la presión de Greenwald y otros, el Times cambió el lunes por la noche su titular a: “Israel mata a docenas de personas en la frontera de Gaza mientras la embajada de EE.UU. abre en Jerusalén”.]

Otro titular de la CNN simplemente decía: “Docenas mueren en Gaza”. El periodista Max Blumenthal respondió: “Tal vez eran ancianos. Quizás estaban muy enfermos. ¡Simplemente se levantaron y murieron! ¿Quién resolverá el misterio detrás de estas muertes?”

Blumenthal ofreció más tarde una posible solución al misterio: “Según la Casa Blanca, Hamás lanzó a 41 manifestantes a balas israelíes desprevenidas”.

Proyección

Desviar la culpa de Israel es una cosa. Pero proyectarla en la víctima es otra muy distinta. El embajador de Israel en la ONU, Danny Danon, pidió el lunes al Consejo de Seguridad de la ONU que “condene a Hamás por sus crímenes de guerra”, porque “todas las víctimas en la frontera son víctimas directas de Hamás”.

Dijo en una declaración emitida por la misión de la ONU en Israel:

“Condena a Hamás por los crímenes de guerra que comete. Hamás no sólo incita a decenas de miles de palestinos a cruzar la frontera y a herir a civiles israelíes, sino que también pone en peligro deliberadamente a civiles palestinos. El asesinato de civiles israelíes o la muerte de la población de Gaza -cada uno de ellos es un resultado deseable para Hamás. Todas las víctimas en la frontera son víctimas de los crímenes de guerra de Hamás, todas las muertes son el resultado de la actividad terrorista de Hamás, y estas víctimas son responsabilidad exclusiva de Hamás”.

Esa es una manera de lavar las manos (empapadas de sangre) del gobierno israelí. Especialmente si teme que Israel sea acusado de crímenes de guerra por sus acciones el lunes. Danon mencionó “cruzar la frontera”. Sin embargo, es prácticamente imposible entrar o salir de Gaza sin el permiso israelí. Quemar cometas por encima de la barrera que encierra a casi dos millones de habitantes de Gaza, sujetos a un bloqueo económico no reconocido internacionalmente, supuestamente constituye “cruzar” en la mente de Danon.

Haría bien en considerar las palabras de Moshe Dayan, uno de los Padres Fundadores de Israel, quien dijo en 1956:

“¿Qué motivo tenemos para quejarnos de su feroz odio hacia nosotros? Desde hace ocho años, se sientan en sus campamentos de refugiados en Gaza, y ante sus ojos convertimos en nuestra granja la tierra y las aldeas en las que ellos y sus antepasados han vivido”. Siguió adelante: “Somos una generación de colonos, y sin el casco de acero y el cañón de la pistola, no podremos plantar un árbol ni construir una casa. . . No tengamos miedo de ver el odio que acompaña y consume la vida de cientos de miles de árabes que se sientan a nuestro alrededor y esperan el momento en que sus manos puedan alcanzar nuestra sangre”.

Así que en el día, 61 años después, en que los Estados Unidos declararon Jerusalén/Al Quds como la capital de Israel al trasladar su embajada allí, en lugar de dejar su estatus a la negociación, la gente aún atrapada en Gaza protestó en la puerta que los cercaba, mientras que los francotiradores militares israelíes mataron a más de 50 de ellos e hirieron a miles más por protestar por su entrampamiento.

EE.UU. Repite Lo De Israel, Los Medios De Comunicación Repiten Lo De EE.UU.

La posición de Danon fue insensiblemente promovida por la Casa Blanca el lunes. Al subsecretario de prensa, Raj Shah, se le pidió en varias ocasiones que condenara la respuesta militar de Israel. “Creemos que Hamás es responsable de estas trágicas muertes”, dijo. “Su cínica explotación de la situación es lo que está llevando a estas muertes y queremos que se detenga”. Más tarde culpó a Hamás de un “espantoso y desafortunado intento de propaganda”.

Como era de esperar, el Congreso también se alineó detrás del Estado judío, ignorando en su mayoría lo que sucedió en Gaza.

En la ceremonia de apertura de la embajada, el senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, calificó el lunes de “día monumental en las relaciones entre Estados Unidos e Israel”.

El senador Ted Cruz de Texas, uno de los cuatro senadores y 10 miembros de la Cámara de Representantes presentes, dijo incrédulo que trasladar la embajada “aumenta las posibilidades de paz en Oriente Medio al demostrar que el apoyo de Estados Unidos a Israel es incondicional y no será intimidado por la opinión de los medios de comunicación globales”.

De vuelta en Washington, el senador Chuck Schumer de Nueva York, proclamó: “Cada nación debería tener el derecho de elegir su capital. Patrociné legislación para hacer esto hace dos décadas, y aplaudo al Presidente Trump por hacerlo”.

Ajamu Baraka, el candidato a la vicepresidencia del Partido Verde en 2016, tuiteó: “¿Dónde están los demócratas condenando la matanza en Gaza? Si fuera Assad, se unirían a los republicanos llamando a la acción militar, fingiendo que les importaba la vida árabe”.

Un Puñado De Demócratas Se Pronuncia

Bernie Sanders de Vermont criticó levemente la respuesta asesina de Israel. “La violencia de Hamás no justifica que Israel dispare contra manifestantes desarmados”, dijo. “Estados Unidos debe desempeñar un papel agresivo para reunir a Israel, la Autoridad Palestina, Egipto y la comunidad internacional a fin de abordar la crisis humanitaria de Gaza y detener esta escalada de violencia”.

La senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, fue más crítica: “Es simplemente desgarrador. La situación humanitaria en Gaza es desesperada. En lugar de recortar la ayuda, la administración de Trump debe restaurar nuestro papel de liderazgo y hacer lo que pueda para aliviar el sufrimiento de los palestinos. La ubicación de la embajada es una cuestión de estatus final que debería haberse resuelto como parte de las negociaciones de paz en las que ambas partes se benefician, no sólo una. Israel sólo conocerá la verdadera seguridad cuando esté en paz con sus vecinos”.

La representante Betty McCollum, demócrata de Minnesota, tuiteó: “La apertura de la @USEmbassyIsrael [embajada] en Jerusalén y el asesinato de docenas de manifestantes en Gaza, avanza la agenda de @netanyahu de ocupación y opresión de los palestinos. Las políticas de @realDonaldTrump están alimentando el conflicto, abandonando los esfuerzos diplomáticos para lograr la paz”.

La presión para apoyar a Israel es infamemente intensa. Pero, ¿cuál es la excusa de los medios de comunicación para tener miedo de simplemente informar de hechos, como el que los soldados israelíes “mataron” a palestinos el lunes? No sólo murieron.

El hecho de que las figuras del gobierno de Estados Unidos sean apologistas de Israel no significa que los medios de comunicación también lo sean. Pero eso requeriría que Estados Unidos tenga medios de comunicación independientes.

Cuando el control de los poderosos medios de comunicación dominantes engendra auto-engrandecimiento y adherencia a una línea presionada por tanto tiempo, porque te llevó a donde estás en el orden jerárquico de la cultura de los medios de comunicación, parece virtualmente imposible cambiar de marcha y echar otro vistazo a lo que estás reportando.

Fuente: U.S. Media Whitewashes Gaza Massacre

Relacionados:
Bombas israelíes llueven sobre Gaza y nadie habla de ello
¿Genocidio? A medida que Gaza se seca, Israel cierra el grifo de agua

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s