A pesar de la prohibición de armas de fuego y el control de cuchillos, la violencia londinense aumenta más que en la ciudad de Nueva York

Londres, Inglaterra – Mientras el debate sobre el control de armas continúa en Estados Unidos, el Reino Unido está experimentando su propia ola de violencia a pesar de sus restricciones sobre el armamento.

The Independent informó esta semana que este año se han producido 29 ataques mortales con cuchillo en Londres, con un número aún mayor de heridos, y señaló que “si el derramamiento de sangre continúa al mismo ritmo, más de 121 personas serán apuñaladas hasta la muerte en la capital a finales de año, lo que supone un dramático aumento del 50 por ciento con respecto a 2017”.

Hay 1 apuñalamiento aproximadamente cada 3 días.

Gran parte del derramamiento de sangre es resultado de disputas territoriales entre pandillas, y muchas de las víctimas son jóvenes.

Aunque los ataques con cuchillos están en aumento, la violencia con armas de fuego también ha aumentado a pesar de las leyes restrictivas del país. En un artículo separado, The Independent cita un fragmento del artículo del Sunday Times que informa que en febrero, por primera vez, la tasa de asesinatos de Londres superó la de la ciudad de Nueva York. Los asesinatos de Londres de marzo también es probable que igualen o superen a los de Nueva York:

“Quince personas fueron asesinadas en la capital, contra 14 en Nueva York. Ambas ciudades tienen casi exactamente la misma población.

“También es probable que los asesinatos de marzo en Londres sean iguales o superiores a los de Nueva York. Para altas horas de la noche, hubo 22 asesinatos en la capital, según la policía metropolitana, contra 21 en la ciudad de EE.UU.”.

Ese informe también destaca que “ocho londinenses fueron asesinados sólo entre el 14 y el 20 de marzo y el número total de asesinatos en Londres, incluso excluyendo a las víctimas del terrorismo, ha aumentado en un 38% desde 2014”.

Aunque el informe del Sunday Times no habla de la violencia armada, informes anteriores reconocen un aumento en los crímenes relacionados con armas. Como The Guardian informó en enero:

“La policía metropolitana registró 2.542 delitos con armas de fuego en 2017, la cifra más alta en cinco años y un 44% más que los 1.755 registrados en 2014, según un informe de la policía y la comisión de delitos de la asamblea de Londres”.

Las autoridades culparon al narcotráfico (una práctica conducida al mercado negro por la continua guerra contra las drogas en el Reino Unido) y a la violencia de las pandillas, así como a la disponibilidad de armas en la red oscura.

Según el Sunday Times, “incluyendo enero, Londres todavía tiene menos asesinatos [que la ciudad de Nueva York] en lo que va de año -46 contra 55- y su total en 2017 también fue menor. Pero la brecha se ha reducido en los últimos años”.

The Independent informó el mes pasado que la ambulancia aérea de Londres, una organización de caridad, ahora responde a más tiroteos y apuñalamientos que los accidentes de tráfico. “Desde su creación en 1989, las colisiones de tráfico han sido la principal causa de llamadas telefónicas, pero los apuñalamientos y los tiroteos representaron el 31% del total en 2017, aumentando un 12%”, resumió la agencia.

Ha habido aumentos en los crímenes con cuchillos y armas de fuego en toda Inglaterra y Gales.

Ya sea que se estén cometiendo crímenes violentos con cuchillos o armas de fuego, parece que las causas subyacentes de los conflictos deben ser abordadas en lugar de simplemente legislar las prohibiciones. Como James Alan Fox, uno de los principales criminólogos y profesor de la Northeastern University, observó recientemente mientras hablaba sobre los tiroteos en las escuelas:

“Lo que hay que recordar es que éstos son eventos extremadamente raros, y no importa lo que se te ocurra para prevenirlo, el tirador tendrá una solución alternativa”.

Parece que lo mismo ocurre con la violencia callejera en Londres. Al parecer, las leyes sobre cuchillos aprobadas en 2015 no han logrado detener las muertes y lesiones, aunque en junio entrarán en vigor aún más medidas.

Fuente: Despite Gun Ban and Knife-Control, London Violence Surges Past New York City’s

Relacionados:
CNN se negó a entrevistar a sobreviviente del tiroteo en la escuela de Florida
El FBI ahora admite que podría haber prevenido el tiroteo en la secundaria de Florida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s