El FBI ahora admite que podría haber prevenido el tiroteo en la secundaria de Florida

En medio de las consecuencias del tiroteo en la escuela el 14 de febrero en Parkland, Florida, que dejó 17 muertos, el FBI y las fuerzas de seguridad locales recibieron críticas generalizadas por su incapacidad para prevenir el tiroteo, a pesar de las múltiples señales de advertencia y oportunidades. El martes, el FBI admitió estos fracasos ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes durante una audiencia que se centró en cómo  la oficina manejó los datos sobre Nikolas Cruz antes de la masacre.

El subdirector del FBI, David Bowdich, se reunió con miembros del Comité Judicial de la Cámara de Representantes y del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes y Reforma del Gobierno, reconociendo que, como decía el comunicado de prensa del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, “se perdieron oportunidades”.

Ese comunicado resumió las presentaciones, que ya han sido destacadas en los informes de los medios de comunicación:

“En septiembre de 2017, el FBI recibió un aviso en Internet de un blogger de video sobre un comentario amenazador publicado en un vídeo de YouTube que el blogger había publicado. El comentario decía: ‘Voy a ser un tirador profesional de la escuela’, y fue publicado bajo el nombre de usuario ‘nikolas cruz'”.

Según la audiencia, una oficina del FBI en Mississippi recibió esa información, pero después de que los funcionarios la investigaron, cerraron el caso porque “carecía de información personal identificable del usuario que publicó el comentario amenazador” (el nombre de usuario “nikolas cruz” evidentemente no era suficiente para que los agentes continuaran).

Aparentemente, sin embargo, los agentes podrían haber hecho más:

“Los agentes encargados del caso podrían haber pedido ayuda a YouTube para tratar de identificar al usuario que dejó el comentario, pero determinaron que la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en esa región era improbable que accediera a tal solicitud”.

En otra ocasión, un amigo de la familia Cruz llamó a la línea de información del FBI y, según Bowdich, proporcionó suficiente información para que la oficina le diera seguimiento. Pero como se señaló en el comunicado de prensa, “la persona que tomó la llamada no hizo ninguna pregunta estándar de investigación durante la llamada” a pesar de que la persona que llamó le dijo que estaba preocupada porque Cruz “iba a explotar” y que temía que él “entrara a una escuela y simplemente disparara”.

El agente que tomó la llamada habló con su supervisor, pero esa conversación no estaba documentada. Peor aún, como resumió el comunicado de prensa:

“En ese momento, la persona que tomó la llamada pudo conectar información sobre Nikolas Cruz con la pista de septiembre de 2017 sobre el amenazador comentario de YouTube. A pesar de estos puntos conectados, la persona que tomó la llamada y el supervisor decidieron no continuar con el asunto y el caso fue cerrado”.

También se negaron a ponerse en contacto con las autoridades locales aunque la persona que llamó les dijo que la policía de Parkland también era consciente de la amenaza que representaba Cruz. “Un mejor intercambio de información entre las autoridades federales y locales podría haber evitado el tiroteo en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas”, anotó el resumen de la audiencia.

Bowdich admitió que “hubo fallas y que se tomarán medidas correctivas”, incluyendo la realización de revisiones separadas de las dos instancias anteriores y la provisión de una mejor capacitación para los tomadores de llamadas que trabajan en la línea de consejos.

Aunque el FBI es a menudo glorificado en el entretenimiento y ha recibido un mayor apoyo en los últimos meses gracias a su búsqueda de la corrupción potencial dentro de la administración de Trump, la agencia del gobierno tiene una larga historia de nefastos.

Aunque tiene éxito en el uso de informantes para instigar posibles ataques terroristas, luego frustrarlos y atribuirse el mérito de mantener a salvo al público, parece que a pesar de su línea de información, sus métodos de vigilancia generalizada y su enorme mano de obra, la agencia sigue sin estar a la altura de su reputación.

Fuente

++++++++++++++++++++++++++++++++++

Video recomendado (en inglés):

https://d.tube/#!/v/lukewearechange/r221zfuw

Algunos temas son demasiado controvertidos para YouTube. Al cuestionar historias específicas, ahora conseguirás que se te prohíba el acceso a la plataforma, y cada vez hay más canales dados de baja por contenido como lo que estás a punto de ver. Nuestros videos están siendo desmonetizados, y nuestras habilidades de streaming en vivo fueron recientemente eliminados por YouTube por una acusación falsa presentada por CNN de violación de derechos de autor.

Lo que sigue es una investigación ciudadana definitiva sobre los sucesos de Parkland, que rompe con los relatos oficiales y los prejuicios mediáticos. Esto es exclusivo de la plataforma DTube. Esto le tomó a Jason tres semanas de trabajo para poder armarlo, así que por favor ‘re-steaméalo’ y compártelo en tus medios sociales y por favor apoya a WeAreChange.

Jason examina cómo el estudiante Nikolas Cruz fue capaz de convertirse en un tirador escolar a pesar de los múltiples informes de que era una persona peligrosa por parte de sus compañeros estudiantes, familiares y ciudadanos preocupados. Alguien incluso contactó al FBI sobre Cruz en enero y dio una descripción detallada de su comportamiento errático. Todos estos informes aparentemente no fueron escuchados por la policía. Es difícil entender cómo una persona como él fue capaz de poseer y adquirir armas. Al parecer, también recibía ayuda psicológica y consumía drogas psicotrópicas.

Jason examina la línea de tiempo oficial e informa sobre cómo ha cambiado la historia oficial. Hay inconsistencias en el arresto y el manejo del sospechoso. La escuela en sí tiene una presencia policial significativa que no hizo nada mientras el tiroteo estaba ocurriendo. Existen múltiples razones reportadas para explicar por qué ocurrió esto.

Ese día, más temprano, la escuela tenía un simulacro de incendio que confundió a muchos estudiantes cuando las alarmas sonaron por segunda vez. En las últimas semanas se han realizado numerosos simulacros y anuncios sobre qué hacer en caso de un tiroteo real. Muchos estudiantes pensaron que era sólo otro ejercicio. A un maestro de la escuela, Ernest Rospierski, le dijeron esa mañana que habría un simulacro de código rojo más tarde ese mismo día. Inicialmente asumió que el sonido del tiroteo era parte de un simulacro.

Testigos reportaron que el pistolero llevaba armadura de cuerpo entero y llevaba puesta una máscara, sin embargo, la policía niega esta versión de los hechos. ¿Podría haber habido varios tiradores como informaron algunos estudiantes?

Lo que sí sabemos, es que no sabemos la verdad.

Fuente

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s