La NSA “lamenta sinceramente” el eliminar todos los datos de vigilancia de la era de Bush que se ordenó conservar

Hay un consenso creciente entre muchos observadores en Washington de que las agencias de seguridad nacional se han politizado completamente en los últimos diecisiete años y que ahora están persiguiendo agendas egoístas que realmente ponen en peligro lo que queda de la democracia estadounidense.

Como señala Philip Giraldi, hasta hace poco, ha sido habitual el referirse a tal actividad como el Estado Profundo, que tal vez equivalga al Establishment en el sentido de que incluye a los servicios financieros, los medios de comunicación, las principales fundaciones y circunscripciones electorales, así como los grupos de presión, pero ahora estamos presenciando un proceso evolutivo en el que el régimen de seguridad nacional está ejerciendo el poder de forma independiente.

En ninguna parte es más evidente esa “independencia” del “estado dentro de un estado” que en las noticias flagrantes y atroces de esta semana en las que la Agencia de Seguridad Nacional destruyó los datos de vigilancia que se comprometió a preservar en relación con demandas pendientes, y aparentemente nunca tomó algunas de las medidas que le dijo a una corte federal que había tomado para asegurarse de que la información no fuera destruida, de acuerdo con las presentaciones judiciales recientes.

Como informa Politico, la agencia le dice a un juez federal que está investigando y “sinceramente lamenta su fallo”.

Desde 2007, la NSA ha estado bajo órdenes judiciales para preservar datos sobre algunos de sus esfuerzos de vigilancia que fueron objeto de ataques legales a raíz de las revelaciones de que el presidente George W. Bush ordenó escuchas telefónicas sin orden judicial de comunicaciones internacionales después de los ataques terroristas de 2001 en Estados Unidos. Además, la agencia ha realizado una serie de representaciones en los tribunales a lo largo de los años sobre cómo cumple con sus obligaciones.

Sin embargo, la NSA le dijo al juez Jeffrey White de la Corte de Distrito de EE.UU. en una presentación el jueves por la noche y otra presentación poco notada el año pasado, que la agencia no preservó el contenido de las comunicaciones por Internet interceptadas entre 2001 y 2007 bajo el programa ordenado por Bush. Para empeorar las cosas, las cintas de respaldo que podrían haber mitigado la falla fueron borradas en 2009, 2011 y 2016, dijo la NSA.

“La NSA lamenta sinceramente que no haya impedido la eliminación de estos datos”, escribió la subdirectora de capacidades de la NSA, identificada públicamente como “Elizabeth B.”, en una declaración presentada en octubre.

“La alta dirección de la NSA es plenamente consciente de este fallo, y la Agencia se ha comprometido a tomar medidas rápidas para responder a la pérdida de estos datos”.

El desafiar una orden judicial puede resultar en cargos de desacato civil o criminal, así como sanciones contra la parte responsable. Hasta ahora, nadie parece haber pedido a White que impusiera algún castigo o sanción a la NSA por los nuevos episodios revelados, aunque los detalles de lo sucedido todavía están emergiendo.

“Es realmente decepcionante”, dijo David Greene, abogado de la Electronic Frontier Foundation, que ha estado dirigiendo el litigio prolongado sobre el programa en la corte federal de San Francisco.

“La obligación ha estado vigente durante mucho tiempo. … Tuvimos una gran polvareda hace unos años. Definitivamente esto es algo que debería haber sido encontrado antes”.

La noticia del fallo de la NSA está emergiendo justo cuando el Congreso ha extendido por seis años la autoridad legal que la agencia usa para gran parte de su trabajo de vigilancia, llevado a cabo a través de proveedores de Internet y firmas de tecnología de los Estados Unidos.

El activista de Antiwar, Justin Raimondo, cree que se viene algo así como una guerra civil, con el bando del Establishment luchando por defender su privilegiado orden global mientras que muchos otros estadounidenses buscan un retorno a la normalidad nacional con todo lo que ello implica.

Si es cierto, en los próximos años se producirá un gran conflicto interno que determinará qué tipo de país será Estados Unidos.

Fuente

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s