Todo lo que no se está contando sobre la guerra de EE.UU. contra ISIS en Siria

Es hora de tener una discusión cuerda sobre lo que está sucediendo en Siria. Las cosas han escalado exponencialmente últimamente, y siguen haciéndolo. EE.UU. derribó el martes otro drone de fabricación iraní dentro del territorio sirio, incluso cuando las autoridades insisten en que “no buscan conflicto con ningún partido en Siria que no sea ISIS”.

El coronel Ryan Dillon, principal portavoz militar estadounidense en Bagdad, parecía indicar que la coalición evitaría escalar el conflicto tras la advertencia de Rusia de que ahora tratará a los aviones estadounidenses como blancos potenciales. Él afirmó:

“Como resultado de los recientes encuentros entre el régimen pro-sirio y las fuerzas rusas, hemos tomado medidas prudentes para reposicionar los aviones sobre Siria para seguir atacando a las fuerzas de ISIS mientras se asegura la seguridad de nuestras tripulaciones, dado las conocidas amenazas en el espacio de batalla”.

Entonces, ¿qué está pasando realmente en Siria? ¿Está realmente EE.UU. buscando una confrontación total con Siria, Irán y Rusia?

La primero a tener en cuenta es que un cambio en la política bajo la administración de Trump ha visto que EE.UU. depende en gran medida de los combatientes kurdos en el terreno, en oposición a los rebeldes islamistas respaldados por los radicales del Golfo, los cuales EE.UU. y sus aliados habían estado utilizando en su guerra indirecta durante más de media década. Incluso el gobierno de Obama designó a los kurdos como la fuerza de combate más eficaz contra ISIS y se asoció con ellos de vez en cuando, pero la decisión de Turquía de golpear directamente a estos combatientes complica el asunto hasta el día de hoy.

Más aún, la situación es que EE.UU. quiere que los kurdos reclamen las principales ciudades sirias después de que ISIS sea derrotado, incluyendo Raqqa. Sin embargo, la razón de que esto complique las cosas es que, como explica Joshua Landis, jefe del Centro de Estudios del Medio Oriente en la Universidad de Oklahoma, los kurdos no tienen “dinero” ni fuerza aérea.

“Serán totalmente dependientes de la Fuerza Aérea de EE.UU. de ahora a la eternidad, y EE.UU. estará atascado en un atolladero, defendiendo un nuevo estado kurdo con el que EE.UU. se asoció para derrotar [a ISIL]”, dijo Landis , Según lo informado por Quartz.

Entonces, ¿qué ha propuesto EE.UU. como solución a este perpetuo dilema? En pocas palabras, EE.UU. no sólo está entrenando a las llamadas ‘Fuerzas Democráticas Sirias’ (SDF, en inglés) para mantener el cruce fronterizo estratégico de Al-Tanf, el cual, si es propiedad y es operado por el gobierno sirio, podría vincular a Irán con Siria e Irak, y hasta Hezbollah en el Líbano (por cierto, al-Tanf es la última instancia en que EE.UU. derribó un avión de fabricación iraní). EE.UU. también está apoyando a estos combatientes kurdos para retomar una zona conocida como ‘Deir ez-Zor’.

El gobierno sirio conserva un puesto aislado en Deir ez-Zor, y la región está casi completamente rodeada por los combatientes de ISIS. La semana pasada, un video surgió de los convoyes de combatientes de ISIS que huían de la guerra en Raqqa ilesos. Se especuló que estos combatientes se dirigían probablemente hacia Deir ez-Zor como lo han hecho en el pasado, y esta área ahora se considera extensamente que será la escena de la última resistencia de ISIS en Siria.

EE.UU. necesita una fuerte presencia de ISIS en Deir ez-Zor para justificar una ofensiva para retomar la ciudad, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que ya hay tropas del gobierno sirio en el lugar. Esta es la razón por la cual EE.UU. lanzó ataques aéreos para impedir que las fuerzas gubernamentales repelieran a los combatientes de ISIS en un ataque aéreo en septiembre del año pasado que supuestamente duró más de una hora y mató a más de 60 soldados del gobierno.

Deir ez-Zor es tremendamente importante, porque es el hogar de los campos petroleros más grandes de Siria. Como explica Quartz, según Landis, la estrategia de EE.UU. es “que las fuerzas kurdas tomen Deir al-Zour, la principal ciudad regional y el eje de sus campos petroleros. De esta manera, los kurdos podrían comprar aviones de EE.UU., en lugar de que Washington se los diera de forma gratuita”.

A medida que los milicianos respaldados por los iraníes -apoyados por los drones iraníes- se acumulan cerca de una base de entrenamiento de EE.UU. en al-Tanf, cada vez es más claro que el gobierno sirio y sus aliados no quieren cederle territorio estratégico a EE.UU. Por lo menos, Irán tiene la intención de rodear al-Tanf y aislar a EE.UU. del resto de Siria, inutilizando a la base para los objetivos de EE.UU. en el país.

Sin embargo, Deir ez-Zor es donde las cosas potencialmente podrían calentarse más de lo que ya están entre EE.UU. y la alianza pro-Assad en al-Tanf y Raqqa.

Rusia, un firme aliado de Irán y Siria, ya está bombardeando las áreas alrededor de Deir ez-Zor en plena preparación para esta batalla. Según ‘The Independent‘, Rusia acaba de confirmar la muerte de alrededor de 180 militantes de ISIS y dos comandantes prominentes, Abu Omar al-Belijiki y Abu Yassin al-Masri, muy cerca de la fortaleza de ISIS en Deir ez-Zor.

Irán lanzó un ataque de misiles balísticos de alcance medio en una posición en Deir ez-Zor durante el fin de semana, también. Según ‘Military Times‘, funcionarios iraníes dijeron que el propósito del ataque era enviar un mensaje a EE.UU. y Arabia Saudita y han advertido sobre más ataques por venir, con el ex jefe de la Guardia, el general Mohsen Rezai, un político iraní, diciendo: “la bofetada más grande está por venir”.

Landis cree que estas recientes escaladas sólo marcan un “crujido de dientes y gruñidos” entre los rusos y los estadounidenses y que ambas potencias se limitan a trabajar donde las nuevas fronteras caerán entre las fuerzas respaldadas por Estados Unidos y las fuerzas del gobierno sirio.

Pero hay una diferencia crucial entre las campañas dirigidas por Rusia y las campañas dirigidas por EE.UU. dentro de Siria: Rusia fue invitada por el gobierno sirio y claramente no intenta invadir Siria en el sentido tradicional de la palabra, ya que están confiando en las tropas locales para retomar el territorio que todavía pertenece al gobierno sirio. Por el contrario, Estados Unidos ha invadido territorio sirio sin autorización del Congreso o de la comunidad internacional y se ha asociado con milicias increíblemente polémicas en el terreno para reclamar el territorio sirio, dividiendo aún más al país y complicando un campo de batalla ya complicado.

¿Y qué ocurrirá si Siria decide que la zona petrolera de Deir ez-Zor es demasiado importante para permitir que las fuerzas respaldadas por Estados Unidos se la queden? El hecho de que Rusia e Irán ya están bombardeando esta zona dice mucho sobre su valor estratégico, y parece cada vez más improbable que la alianza pro-Assad abandone la ubicación libremente.

Además, tener el control total de Deir ez-Zor sin abrir la frontera de al-Tanf al control del gobierno sirio haría que la liberación de Deir ez-Zor casi carezca de sentido para Siria y sus aliados, ya que Deir ez-Zor sería cortado del resto de Siria. Las dos ofensivas van de la mano, y es precisamente por eso que vemos la guerra escalando rápidamente en estos dos frentes.

Sin mencionar que el miembro del parlamento sirio, Ammar al-Asad, dijo que el ejército sirio responderá a las acciones provocativas de Estados Unidos, llevando a cabo “ataques masivos” en posiciones sostenidas por militantes respaldados por Estados Unidos.

Un optimista vería los recientes acontecimientos en el desastre humanitario que es la llamada revolución siria con la esperanza de que EE.UU., Irán y Rusia estén simplemente ‘mostrando músculos’ dentro de Siria en un intento de controlar tanto del país como sea posible, después de la caída de ISIS – y que eventualmente resolverán de modo amistoso los nuevos límites de Siria.

Un pesimista podría no estar tan esperanzado, ya que Irán y China llevaron a cabo simulacros navales en el estrecho de Ormuz pocos días después de que el secretario de Estado, Rex Tillerson, admitiera que EE.UU. está oficialmente apuntando hacia Irán para una operación de cambio de régimen.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s