Ex presidente Jimmy Carter dice que EE.UU. se ha convertido en una Oligarquía

A pesar de ser uno de los presidentes más odiados en la historia de EE.UU. ─ justo detrás de Nixon y Bush hijo ─ el ex presidente de EE.UU. Jimmy Carter ha sido conocido por ser abierto de vez en cuando. Criticó públicamente los programas de espionaje de la NSA e incluso anunció que no estaría utilizando su dirección de correo electrónico ya que estaba convencido de que la NSA lo estaba espiando. En una entrevista con la NBC, en el 2014, Carter declaró:

“…He tenido la sensación de que mis propias comunicaciones están probablemente monitoreadas. Y cuando me quiero comunicar con un líder extranjero en privado, escribo la letra yo mí mismo [a mano], lo pongo en la oficina de correos, y lo envío por correo”.

El presidente Carter también ha constatado que si tuviera la oportunidad, consideraría perdonar a Edward Snowden, un ex contratista de la NSA buscado por la distribución de datos clasificados. Ahora, una vez más, ha alzado la voz con respecto a sus posiciones políticas.

El presidente Carter apareció como invitado en el programa ‘The Thom Hartmann‘, un programa de radio transmitido a nivel nacional, y dejó caer una seria bomba sobre la política moderna. Cuando se le preguntó sobre el fallo de la Corte Suprema que permite el gasto corporativo ilimitado en la política, Carter dijo lo siguiente:

“Esto viola la esencia de lo que hizo a EE.UU. un gran país en su sistema político. Ahora es sólo una oligarquía, con el soborno político ilimitado siendo la esencia para conseguir las nominaciones para presidente o para elegir al presidente. Y lo mismo se aplica a los gobernadores, senadores y congresistas. Así que ahora, acabamos de ver una completa subversión de nuestro sistema político como una recompensa a los grandes contribuyentes, que quieren y esperan, y a veces, reciben favores después de la elecciones… Los titulares, Demócratas y Republicanos, consideran a este dinero ilimitado, un gran beneficio para ellos. Alguien que ya está en el Congreso tiene mucho más para vender a un ávido colaborador que a alguien que sólo es un contrincante”.

Para aquéllos no familiarizados con el término “oligarquía“, simplemente significa que nuestro país está dirigido por un grupo muy pequeño de personas muy ricas. Si bien es bueno escuchar a alguien que no sea activista o teórico de la conspiración hablar de la oligarquía de EE.UU., irónicamente, provino de uno de los políticos más detestados en EE.UU.

Si bien esta afirmación puede parecer drástica en la cara de la cobertura mediática que dice que EE.UU. es una democracia, un importante estudio de Princeton llegó a la misma conclusión.

El presidente Carter no está solo como político que admite que el dinero controla la política. Incluso el vicepresidente Joe Biden, irónicamente, admitió que el dinero alimenta la política.

“Tienes que ir donde está el dinero. Ahora, dónde está el dinero, casi siempre tiene implícita una cadena adjunta […] Es horriblemente difícil tomar un montón de dinero de un grupo que sabes que tiene una posición particular, entonces concluyes que están equivocados [y] votas no”.

El ex congresista, John Dingell, también dijo algunas palabras fuertes sobre el gasto en la política antes de su retiro:

“Permitir que las personas y los grupos de intereses corporativos y otros gasten una cantidad ilimitada de dinero sin identificar, ha permitido a ciertos individuos hacer pivotar cualquier y todas las elecciones, ya sean del Congreso, federales, locales, estatales […] son raras las ocasiones en que estas personas persiguen metas que están en sintonía con los del público en general. La historia bien muestra que hay un juego muy egoísta que está aconteciendo y que nuestro gobierno en gran medida ha sido puesto a la venta”.

Sí, es triste que nuestro sistema político simplemente se haya convertido en un modelo de negocio con gastos fatales, pero ¿es esto realmente una sorpresa? Cuando se tiene en cuenta hasta qué punto los medios de comunicación y la política están vinculados actualmente, y el hecho de que un total de 6 empresas controlan el 90% de los medios de comunicación en EE.UU., ¿es esto realmente una sorpresa? Cuando las mismas personas que te entregan ficción en HBO, te entregan “realidad” en CNN (Time Warner), ¿es acaso impredecible?

La gente puede ver a Jimmy Carter como uno de los peores presidentes de la historia todo lo que quiera. En este caso, él tiene razón. Nuestra política no son alimentados por la moral, los valores, o el bien del pueblo estadounidense, sino más bien, por el peso de las carteras de nuestros políticos. Cuanto antes lleguemos a comprender esto, más pronto podremos dejar de simplemente apuntar con el dedo a Obama, o Bush antes que él, como si fueran ellos los maestros orquestadores del ‘mierda-show’ del sistema político de Estados Unidos. ¿Quieres empezar a tener buenos y honestos políticos en el cargo? Patear la influencia corporativa fuera del sistema sería un comienzo fantástico.

Fuente Antimedia

__________________________________________________

“Oligarquía”, según la RAE:

1. f. Gobierno de pocos.
2. f. Forma de gobierno en la cual el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social.
3. f. Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s