EE.UU. aprueba nueva ley de vigilancia masiva: ‘USA Freedom Act’

El Senado aprueba la ‘USA Freedom Act’, devolviéndole al Gobierno sus herramientas jurídicas para la vigilancia doméstica masiva.

Las principales secciones de la ‘Patriot Act’ expiraron el 1 de junio del 2015, en sintonía con la opinión pública. Sin embargo, el Congreso se mueve para revivir los poderes de la vigilancia masiva.

El martes 2 de junio del 2015, 67 senadores de EE.UU. votaron para devolverle al gobierno su justificación legislativa para la ejecución de la vigilancia masiva de las llamadas telefónicas de todos los estadounidenses.

Cada miembro del Senado que votó por la USA Freedom Act estará ahora en el expediente por reinstaurar, con pleno conocimiento de su uso ilegal, una pieza de la más grande escala de violación de la Constitución de EE.UU. en la historia del pais. Cargarán con ese fracaso en las próximas elecciones, y por el resto de sus carreras políticas.

“El público quiere un final completo de la vigilancia masiva sin sospecha, no más engaños del gobierno y doble discurso”, dijo Evan Greer, director de la campaña de ‘Fight for the Future’. “El dejar que expirara la Patriot Act fue un paso hacia los grandes cambios estructurales que necesitamos para restaurar la privacidad, y ahora el Congreso está dando un paso gigante en la dirección equivocada con la USA Freedom Act, la cual revive una de las piezas más gravemente abusadas de la legislación en la historia de EE.UU. Es suficiente para hacer que incluso los ciudadanos más confiados, se cuestionen las intenciones de su gobierno”.

“Hemos dejado en claro al mundo que estos programas son inútiles y deben terminar. Lo que hicimos fue cambiar la conversación desde el ‘¿deberíamos acabar con la vigilancia masiva?’ al ‘¿cómo acabar con ella?’. Las respuestas que da el Congreso a tal medida, como la imitadora reforma de la USA Freedom Act, son erróneas y peligrosas. Pero al menos, el público les ha obligado a empezar a hacer las preguntas correctas”, agregó Tiffiniy Cheng, cofundadora de Fight for the Future.

“La expiración de las disposiciones de la Patriot Act marca un momento histórico que, durante los últimos 13 años hasta hace pocas semanas atrás, era impensable. Sucedió debido a la presión pública masiva para dar fin a estos programas, y porque unos pocos senadores, entre ellos el senador Paul, tuvieron realmente el coraje de escuchar a la gente, y tomaron una posición basada en sus propios principios y los principios consagrados en la Constitución. Con la aprobación de la USA Freedom Act, el Congreso acaba de desechar esa victoria. Pero por un momento, si la administración estaba, de hecho, siguiendo la ley, los estadounidenses fueron capaces de llamar a sus seres queridos sin que el gobierno los rastreara. Eso, por sí solo, es digno de celebración, pero ahora el Congreso se mueve para arrebatar esa libertad una vez más”, añadió Holmes Wilson, cofundador de Fight for the Future.

En las semanas previas a la fecha límite de expiración de la Sección 215 de la Patriot Act, se publicaron unas encuestas que mostraban la oposición de la opinión pública a la vigilancia de los ciudadanos estadounidenses ejercida por el gobierno. Además, un informe del Departamento de Justicia identificó estos programas como ineficaces para la lucha contra el terrorismo. El público también se organizó en contra de estos programas, enviando cientos de miles de correos electrónicos y llamados al Congreso, organizando a más de 40 vigilias en las oficinas senatoriales, negando el acceso al Congreso a decenas de miles de sitios web, y coordinando la reducción de cartas de las oficinas legislativas”.

Fight for the Future y docenas de otros grupos han prometido continuar la lucha para poner fin a la vigilancia masiva gubernamental, trabajando hacia una derogación total de la Patriot Act, FISA Amendments Act, y otros cambios estructurales necesarios para restaurar nuestro derecho humano básico para comunicarnos en privado y expresarnos libremente. Fight for the Future continuará su labor de difundir fuertes herramientas de cifrado de fácil uso, a través de campañas como ‘Reset the Net’, para proteger a la gente de todas partes de los deshonestos programas del gobierno, tales como los hoy reautorizados.

“Gracias a Edward Snowden y a la internet libre y abierta, el público mundial es más consciente que nunca de las operaciones de espionaje abusivas del gobierno de Estados Unidos. Los miembros del Congreso que acaban de votar para reautorizar y expandir estos programas, pronto aprenderán que el público que utiliza internet no se deja engañar fácilmente, y no vamos a olvidar los nombres de los políticos que levantaron sus manos y votaron para quitar nuestras libertades, meros momentos después de que las habíamos restaurado”, concluyó Greer.

Fuente: Fight for the Future

¿De qué se trata la ‘USA Freedom Act’?

La ‘USA Freedom Act’ no sólo no logra reformar la vigilancia masiva, sino que la extiende y expande.

  • Extiende la Sección 215 de la Ley Patriota hasta el 2019 mientras la moderniza, por lo que puede recabar más información desde los dispositivos que utilizamos con más frecuencia.
  • Expande el tipo de información que el gobierno puede acceder. El proyecto de ley expande los datos de llamadas desde teléfonos fijos para incluir las llamadas de VoIP y video chats, y es probable que le permita al gobierno acceder a todos los datos relacionados con la actividad del smartphone.
  • Dice terminar con la recolección masiva, pero permitiría que el gobierno continúe recogiendo enormes cantidades de datos mediante el uso de los términos de búsqueda generales para enfocarse en grandes porciones de la población y luego realizar una vigilancia sobre cualquier persona que está “conectada” a esos objetivos.
  • Proporciona inmunidad legal a las empresas que violen las leyes de privacidad y les paga por participar en la entrega de datos al gobierno.
  • Crea amplios poderes de “emergencia” al gobierno para recolectar todo tipo de datos personales sin autorización judicial previa. El gobierno podría utilizar esta autoridad para absorber y retener masivas cantidades de datos.
  • Permite al FBI el acceder a los datos recogidos en las investigaciones antiterroristas y utilizarlos para investigaciones fuera de los casos de antiterrorismo. El FBI puede entonces establecer órdenes de mordaza permanentes para evitar el control público en el uso de estos datos.
  • Crea un nuevo defensor público en el tribunal de la FISA, pero permite al gobierno bloquear al defensor de ver cualquier (o toda) información que opten por mantener en secreto.
  • Socava una verdadera reforma al aparentar haber abordado la vigilancia masiva (sin realmente hacer algo por alterarla fundamentalmente).

El gobierno ya ha demostrado con la ley existente que van a explotar cada vacío legal que puedan encontrar para espiar a cientos de millones de personas que son sospechosos de ningún delito. En la superficie, la USA Freedom Act parece regular la vigilancia masiva, pero está redactado cuidadosamente para permitir todo tipo de nuevo espionaje, mientras que anula cualquier beneficio a la privacidad que parece ofrecer.

Fuente: usafreedom.fail

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s